Sabías4 - Cofradía San Telmo Frómista (Nueva)

Vaya al Contenido

Menu Principal:

¿Sabías qué...?
Hace ya 44 años se inauguró la estatua de San Telmo, en las fiestas de 1970.


Días atrás salió el tema de la inauguración del monumento a San Telmo  y de las escasas referencias que existen de ese día.

En efecto. Mira que hay numerosas fotos en blanco y negro de las fiestas, de otras estatuas de San Telmo… pero  de ese día  no consta referencia, aunque es obvio que alguna foto se hizo de tal evento.
Distintas personas recuerdan  -después de 44 años - la inauguración,  por haber estado presentes ese día 6 de Abril de 1970, cuando aún eran niñas o niños. Era el lunes de  San Telmo y seguro habían estrenado vestidos, porque incluso recuerdan detalles al respecto.
Mira por donde, una circunstancia casual  me lleva a Jesús Angel Ramos quien, en efecto, pone en mis manos la que parece foto oficial de esa inauguración. Por el formato, más habitual que otras de esa época; por el origen, que Jesús Angel personaliza en su padre, concejal ese año del Ayuntamiento.
Debió ser un día doblemente grande: por el gentío que se percibe en la foto, por la Fiesta  en sí y por lo singular de la inauguración de la estatua del Patrón.
Sabemos algunos detalles por el Programa de Fiestas de ese año, ilustrado –como no podía ser de otra manera- con un dibujo  de San Telmo en su barquilla, no sé si boceto del escultor Mariano Timón o levantado a mano por un buen plumilla de la época.

El programa de las Fiestas se resume en tan solo tres hojas con ilustraciones y pequeños dibujos,  correspondientes a los  días 4, 5 y 6 de Abril. Pero es muy rico en texto.  Diecisiete hojas con reseñas de la vida de San Telmo, su canonización y las fiestas que se hicieron; la llegada de la reliquia y hasta unos Villancicos que se cantaron en las Fiestas de 1742. También dos poemas dedicados a Frómista.  
No hay fotos, aunque sí muchos anuncios de los establecimientos y profesionales de entonces. Añadimos una copia escaneada de la página correspondiente al día 6, donde se señala "A las trece horas, INAUGURACION DEL MONUMENTO A SAN TELMO, HIJO Y PATRONO DE LA VILLA".



No ha sido posible recoger  entre los veteranos de Frómista,  más que algunas referencias imprecisas, por lo que parece pertinente  ilustrar esta breve reseña, con el saluda del alcalde de entonces Sr. José María Arconada (q.e.p.d.) que viene al inicio del citado Programa de Fiestas:



Sabemos que esta estatua en bronce, encargo del Ayuntamiento y fruto de las aportaciones de instituciones, entidades, vecinos y amigos, incluído el ayuntamiento de Tui,  es obra del escultor Mariano Timón, autor también de otras obras con renombre, ubicadas en Palencia y en otros lugares de España.
Mariano Timón, aunque nace en Villanueva de la Vera (Cáceres) en 1905, en 1939 se incorpora como Profesor y enseguida es nombrado director de la Escuela de Artes y Oficios de Palencia y se convierte en  un palentino más. De hecho aquí tiene su taller, se integra en las entidades académicas y culturales de la provincia y desarrolla una vida artística intensa. Fallece en Palencia en 1976.

Miembro de la Real Academia de Bellas artes de San Fernando y de la Institución Teo Téllez de Meneses,  recibe numerosos premios por su obra escultórica, parte de la cual se encuentra en Palencia. Es el caso de la imagen del fundador del Convento de San Pablo, de un San José ubicado en el  Seminario o de algunas esculturas civiles en parques de la ciudad. Por supuesto la escultura en bronce de San Telmo en Frómista, que forma parte de sus numerosos trabajos de temática religiosa.

En el propio Programa de Fiestas de 1970 hay un artículo de Antonio Alamo Salazar  que, dentro de no ser una crónica de la inauguración,  añade varias consideraciones interesantes.
Dice así:
"Tiene Pedro González Telmo, en ese bronce estilizado, todo su simbolismo patronal.
San Telmo es modelo y ejemplo de la gente del mar; es su patrono. Y es clásico que, por ello, si empre se le venía representando portando un barco en una de sus manos…
Lo natural es que el patrono, aunque sea santo, vaya en el barco…
Así es la escultura que ahora se estrena en Frómista. Un acierto…

Y ya que de símbolos y alegorías hablamos, vale la pena poner sobre el tapete esa otra verdad de la feliz coincidencia de que un hijo de Frómista sea el patrono (ante Dios) de los hombres de la mar.
En Frómista no hay mar; pero Frómista es un cordial poblado varado en lo que desde hace lustros es denominado como "mares de tierra"… como interminable mar de mieses y barbechos … de Tierra de Campos…

Bien está que el clásico barco de sus manos haya levado anclas, mientras una nueva embarcación… le brinda al santo la gracia de su proa para que de manera más lógica, normal, humana y celestialmente, bendiga la inmensidad del mar y de sus gentes, incluídos los cordiales "navegantes" de este "mar de tierra" en el que ahora –en estatua- Telmo se ha vuelto a detener".

Dicho queda, para el recuerdo de todos nosotros,  y de tantos y tantos que hacen su navegar andariego por los caminos de tierra, agua y hierro de esta Villa que vio nacer a San Telmo.


Regreso al contenido | Regreso al menu principal